La tradición histórica del nivel medio superior de la UdeG: la Casa de Estudio de Jalisco celebra su 95 aniversario

La pluralidad que representa el universo de las Prepas UDG se expresa en las voces de quienes conforman a la comunidad desde sus distintos perfiles

El bachillerato en la Universidad de Guadalajara (UdeG) es fundacional. Antes de que la máxima Casa de Estudio de Jalisco resurgiera en 1925, una de las instituciones base para su conformación, la Preparatoria de Jalisco, ya había iniciado sus funciones, en 1914, en sustitución de la herencia francesa de los liceos de varones.

El maestro José Manuel Jurado Parres, director de la Preparatoria 5, explica que el nivel medio superior ha sido elemental en la vida universitaria, por eso mismo cita al primer rector, el licenciado Enrique Díaz de León, al referir que en el bachillerato deben estar los mejores maestros porque ahí está la raíz que deberá construir el frondoso árbol del conocimiento que representa la Universidad.

La metáfora utilizada inspira y hace recordar aquel 12 de octubre en el que el hombre ilustre que comenzó dirigiendo el rumbo de la era contemporánea de la UdeG —el mismo Díaz de León— marcó el destino de la institución con su emblemático discurso, dictado en el Teatro Degollado, donde enmarcó frases como: “Va la Universidad a formar hombres (y mujeres). El grano que tú siembras son almas […]”. Al final de la pieza oratoria, se dirigió dramáticamente a los asistentes y les dijo la oración que quedaría para el futuro: “Jóvenes estudiantes: vosotros sois la médula de esta obra. Sois el fin y sois el principio de ella. Sois la Universidad”.

Ahora, 95 años después, la UdeG es una Red Universitaria que se transformó en institución benemérita no sólo de Guadalajara, sino del estado de Jalisco, con una misión humanista que impacta a todo el occidente del país y tiende puentes con otras instituciones de educación para promover —además de la enseñanza hacia sus estudiantes— la ciencia y la cultura entre la sociedad en general.

El Sistema de Educación Media Superior (SEMS), dependencia que coordina las funciones de las Prepas UDG, ha sido pieza clave en el ejercicio académico de la Universidad. De hecho la expansión (descentralización) de la institución a todos los rincones del estado comenzó al abrir las preparatorias regionales.

En la ciudad, escuelas como la Preparatoria 2 y la 3 buscaron llevar educación a zonas vulnerables de Guadalajara; mientras que la tradición en la formación de oficios corrió a cargo de la Escuela Vocacional y la Escuela Politécnica de Guadalajara, hoy enclaves de lo que representa el bachillerato y polos que han dado vida a nuevas comunidades.

Incluso las Prepas UDG han trabajado en abrir espacios para comunidades, como la Sorda en Preparatoria 7, y para los de Pueblos Originarios, al emprender la Escuela de Educación Media Superior Wixárika anclada en la sierra norte de la entidad con la implementación de bachilleratos tecnológicos con las opciones de estudio de Diseño de Prendas de Vestir y Artesanías y Agropecuario y Forestal.

Justo como sucedió con aquel grupo de bohemios —liderados por el licenciado José Guadalupe Zuno Hernández, otrora gobernador del estado— que discutió la pertinencia de que Jalisco contara con una Universidad que rigiera la vida intelectual y cultural del occidente de México, así es la comunidad de la UdeG hoy en día: basta, comprometida y plural.

Aquí, la palabra de seis universitarios —una estudiante, una docente sorda y su intérprete en LSM, un profesor wixáritari, un directivo y un operativo, todos del SEMS— expresan su sentir sobre formar parte de la historia de la comunidad de la UdeG, a 95 años de su refundación, misma que heredó el legado iniciado en 1792 con las gestiones de Fray Antonio Alcalde y Barriga a la corona española.

Lorena Elizabeth Altamiro Luna, estudiante de la Preparatoria de Tonalá.

Me siento orgullosa, no sólo por pertenecer a la historia de la UdeG, sino por el esfuerzo que representa. La enseñanza en las prepas es de las mejores, no tanto por la cantidad de planteles, sino por la diversidad de su comunidad. Sus carreras tienen variedad, así que eso se puede entender como que el personal que está atrás tiene información de cualquier tema. Soy la primera integrante de mi familia que estudia en la UdeG, en la Prepa de Tonalá, y mis papás siempre han estado orgullosos de eso; yo creo que los primeros alumnos y maestros de la Universidad fueron formando la historia con sus enseñanzas, por eso me siento orgullosa de ser parte de la historia de la Universidad de Guadalajara.

Miguel Vicente Muñoz Salvador, profesor de la Escuela de Educación Media Superior Wixárika.

Nuestra preparatoria aquí ha significado mucho porque es un símbolo de que podemos acceder a mejores oportunidades entre lo académico y lo tradicional: uno de sus ejes es preservar y promover la cultura wixárika y que nuestros estudiantes no olviden su lengua, para ello nuestra tarea es fortalecer esos aspectos. Creo que con esta alternativa, la UdeG también aprenderá mucho con este conjunto al promover el rescate de nuestra cultura tradicional. Para mí ha significado mucho pertenecer a la UdeG porque me identifico como persona, académico, indígena y wixárika en una comunidad que nos brinda la oportunidad educativa. Somos el resultado de una apuesta a un modelo que tiene la oportunidad de atender con educación específica a este contexto.

Maestra Ana Guadalupe Herrera e intérprete en LSM Nancy Félix, Preparatoria 7.

La presencia de la UdeG es muy importante porque en Prepa 7 se apegó a la inclusión, no sólo de la comunidad Sorda, al brindar la opción de estudiar el bachillerato también para otras comunidades con discapacidad. Aquí tenemos un equipo multidisciplinario que, aparte de apoyar con la interpretación del Lenguaje de Señas Mexicana (LSM), también brindan orientación emocional a los adolescentes que beneficia, incluso, a sus familias. Gracias a la UdeG los chicos tienen la oportunidad de aprender y avanzar por el acceso a la educación y la cultura. Me siento muy orgullosa de formar parte de esta comunidad universitaria porque nuestra UdeG ha abierto a los chicos la oportunidad de estudiar. Es un sueño que antes no podían alcanzar.

Arturo Cano, operativo del área de Servicios Generales del SEMS.

La Universidad ha sido para mí, además de un sustento, un orgullo: porque ha sido algo especial. Siempre me ha dado orgullo llevar los colores de la UdeG. Aparte me da gusto ver a los jóvenes que le echan ganas y estudian. Como padre uno debe apoyarlos en su formación. Para nosotros ha sido un orgullo y más siendo personal que aquí labora, porque gracias a la Universidad hemos llevado nuestra carrera que nos ha permitido seguir adelante en esta vida.

Maestro José Manuel Jurado Parres, director de la Preparatoria 5.

Somos herederos de una larga historia de luchas y gestiones por la educación. De hecho el nivel medio superior de la UdeG tiene una enorme tradición histórica en la vida universitaria. El bachillerato es crucial porque permite que el joven pueda tener la oportunidad de viajar por última vez por el pensamiento histórico de la humanidad. Ahora es tiempo de oportunidades y la tecnología se ha vuelto vital porque nos permite desarrollar programas específicos para que apoyen en la enseñanza al lado de la figura insustituible del maestro. Es momento de romper paradigmas. Esta Universidad siempre se prepara para su porvenir viendo lejos. Todos debemos comprender esa esencia que esta Casa tiene y la hacen diferente. Frente a todas las adversidades que le ha tocado vivir ha sido gloriosa y precisamente porque es gloriosa vida eterna para la Universidad de Guadalajara.

Maestro César Barba Delgadillo, director general del SEMS.

Ser parte de la UdeG significa tener la oportunidad de trabajar para transformar vidas, de hacerlo al lado de una comunidad extraordinaria, que contribuye todos los días educando a las nuevas generaciones, que es capaz de reinventarse para responder a una sociedad que necesita encontrar una luz que les regrese la esperanza de un mundo mejor. Nuestra más alta responsabilidad es preparar a nuestros estudiantes para que enfrenten con mejores herramientas los retos del futuro, para que construyan un camino de felicidad, gracias a una formación innovadora, pertinente y responsable con su entorno.

Actualmente más de la mitad de la comunidad estudiantil de la UdeG se encuentra adscrita a una Prepa UDG. El SEMS cuenta con 174 planteles de educación media superior distribuidos en 110 de los 125 municipios de Jalisco. Por eso, este Sistema, que es donde los universitarios viven sus primeras experiencias como miembros de la Universidad, celebra el legado de grandes mujeres y hombres que han escrito la historia de la máxima Casa de Estudio de Jalisco.

  • Boletín Informativo No. 266
    Víctor Rivera
    Viernes 09 de Octubre de 2020
    Guadalajara, Jalisco
    Fotografía: Jonatan Orozco