Logra egresado de la Preparatoria de Tepatitlán de Morelos ser finalista en concurso convocado por la NASA

El joven entregó uno de los quince mejores ensayos en la justa Científico por un Día México 2020

Aníbal Uriel Guijarro Rocha, estudiante recién egresado de la Preparatoria de Tepatitlán de Morelos, se enteró en diciembre de 2019 que la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos de Norteamérica —en conjunto con su comité directivo en México— convocaba a niños y jóvenes de entre 10 y 18 años a escribir un ensayo en el que explicasen las posibles observaciones que resultarían de la exploración e investigación científica de tres objetos celestes: Miranda (luna de Urano), Tritón (satélite de Saturno) y Caronte (luna de Plutón).

En el texto, que no debía exceder las 500 palabras, los jóvenes debían defender su postura y explicar que esperarían ver en caso de que se enviaran instrumentos a analizar las lunas ubicadas en el Sistema Solar. A Guijarro Rocha, quien decidió hablar en su ensayo sobre Tritón, le tomó cerca de tres meses lograr el cometido: “Aún estaba en clases y debía presentar tanto exámenes como proyectos finales, además la investigación que realicé para hablar sobre el segundo satélite más grande del Sistema Solar fue exhaustiva”, explicó.

A lo largo de su ensayo, Aníbal explica que gracias a las características tan particulares de Tritón, en su superficie se podrían dar las condiciones propicias para que vida bacteriana pudiera prosperar, “es uno de los pocos cuerpos celestes geológicamente activos de nuestro sistema solar y tiene una rotación retrógrada, estas son condiciones necesarias para la existencia de vida. Es muy probable que la configuración tanto de la superficie como de la atmósfera de esta luna sea producto de su actividad volcánica, y del calentamiento estacional del sol”, argumentó en el texto que resultó ser uno de los quince mejores del concurso en la categoría de nivel medio superior.

Al respecto de su interés por la ciencia Guijarro Rocha aseguró que desde que era muy pequeño sus padres le inculcaron el interés en estos temas, “mi papá me platicaba sobre la NASA y el espacio. Para mí ha sido fascinante sumergirme en el mundo de la astrofísica y las matemáticas, son mis temas favoritos”.

El estudiante también reconoció que hubo docentes de la Preparatoria de Tepatitlán de Morelos que le ayudaron a pulir tanto su investigación como la redacción y ortografía de su ensayo, que debían ser perfectas, “la maestra Adriana Pérez Armendáriz me apoyo con el estilo del texto, el profesor Eduardo Aceves Aldrete y Heriberto Aceves Barba revisaron a fondo la ortografía”.

Como finalista, Aníbal recibió un reconocimiento, “pero este logro para mi representa muchísimo, ya que es un paso más que me motiva a tener la certeza de que con esfuerzo puedo lograr mis metas”, finalizó el joven quien dejó un mensaje a sus compañeros: “Nada es imposible, esforzarse por sus metas y dedicarle tiempo a nuestros objetivos rinde frutos, con dedicación todo se puede lograr”.

  • Boletín Informativo No. 172
    Ismael Martínez
    Miércoles 08 de Julio de 2020
    Tepatitlán de Morelos, Jalisco
    Fotografía: Jorge Guijarro Gutiérrez