Plantea SEMS protocolo de intervención ante situaciones de crisis en las preparatorias

La propuesta fue realizada por la Unidad de Orientación Educativa

Con el objetivo de tener bases para la atención de personas en situación de crisis emocional, la Unidad de Orientación Educativa del Sistema de Educación Media Superior (SEMS) presentó una propuesta de acción en la reunión de coordinadores académicos de las preparatorias de la Universidad de Guadalajara (UdeG) con la intención de trabajar en la prevención de casos que puedan impactar negativamente a la comunidad estudiantil.

La maestra Lorena Prieto Mendoza, jefa de dicha Unidad, explicó que es importante que tanto los alumnos como el personal operativo, académico y directivo cuente con información necesaria para detectar situaciones de riesgo e incluso una guía elemental para intervenir y canalizar con áreas especializadas.

“El Protocolo de Intervención ante Situaciones de Crisis que proponemos resguarda la seguridad de nuestros estudiantes y socializa números de apoyo en crisis y líneas de seguimiento para evitar catástrofes. También tenemos la misión de llevar este mecanismo a instancias como el Instituto Jalisciense de Salud Mental (SALME), la Coordinación de Seguridad Universitaria, la de Servicios Estudiantiles y los Centros Integrales de Salud Mental (Cisame), sobre todo en las regiones”.

El planteamiento consiste en capacitar a todo el personal en la intervención denominada Triple A: “Acércate, Acompaña y Asegura”, acciones que permitirán atender situaciones recurrentes como por ejemplo cuando un alumno pide ayuda por crisis emocional, cuando hay una advertencia de parte del padre sobre altibajos emocionales del bachiller, cuando un alumno pone en riesgo su vida o cuando un adolescente tenga algún duelo.

Prieto Mendoza puntualizó que socializar estas acciones permitirá que toda la comunidad de la escuela detecte situaciones para dirigirlas al Área de Orientación Educativa para brindar seguimiento y apoyo. Explicó que también es necesario identificar situaciones que requieran ser atendidas por personal calificado para canalizarlo al 911, “será necesario dar a conocer los métodos de ayuda, tanto en los planteles metropolitanos, como en los regionales”, añadió.

Las situaciones que serán canalizadas a instancias especializadas son: cuando un alumno amenace con  conductas autolesivas, con dañar a otros, cuente con alguna arma u objeto punzocortante, haber intentado suicidio, cuando tiene alguna crisis emocional por influjo de drogas o incluso cuando exista alguna alteración cognitiva.

El maestro Ernesto Herrera Cárdenas, secretario académico del SEMS, dijo que por la diversidad de la comunidad que comprende la UdeG, así como la naturaleza de las relaciones humanas, es importante contar con una serie de procedimientos que permitan prevenir cualquier catástrofe o conducta de riesgo.

“Nuestros esfuerzos están orientados a tratar de generar dinámicas institucionalizadas para la intervención de las crisis. No queremos capacitar para que se olvide, sino generar un protocolo validado con una estrategia de difusión continua que nos permita detectar posibles contingencias, no podemos dejar toda la responsabilidad a los orientadores educativos, todos debemos sumarnos y colaborar en la intervención”, concluyó.

  • Boletín Informativo No. 84
    Victor Rivera
    Viernes 09 de Marzo de 2018
    Guadalajara, Jalisco
    Fotografía: Jonatan Orozco