Presentación

 

El edificio que hoy hospeda la Escuela Preparatoria de Jalisco fue autorizado y construido por el rey Fernando VI el 25 de octubre de 1751, pero se inició en 1752. Primero se comenzó a construir el convento o casa provincial de la congregación del Oratorio, en la parte sur del edificio actual, y al año siguiente se iniciaron las obras de lo que sería el templo consagrado a la Asunción de María, el cual se terminó de erigir en 1804. Su realizador fue un alarife nativo de Guadalajara llamado Pedro Ciprés, quien también intervino en la construcción del Hospicio Cabañas. De lo que es el conjunto arquitectónico actual, originalmente solo se construyeron el templo y el convento para varones. Todos los demás anexos, especialmente los que dan a las calles Reforma y González Ortega, son posteriores.

El edificio es de tres pisos, y cada uno de ellos tiene entre sus muros texturas que difieren entre ellas. Asi, la planta baja está decorada con almuhadillas, lo que se conoce como almohadillado; el piso de entre medio tiene labrados una docena de canales en forma horizontal, un tipo de decoración que se   llama estriado, y el de arriba es liso.     

La creación de la Escuela Preparatoria de Jalisco es el resultado del movimiento armado que inicio en 1910; pero también es producto de la corriente revolucionaria conocida como constitucionalista o carrancista.

El general revolucionario y comandante militar el jalisciense Manuel Macario Diéguez Lara, fue nombrado gobernador de Jalisco. Ese mismo año, emitió varios decretos entre ellos el decreto 29, fechado el 10 de septiembre de 1914 con el que se creó la Escuela Preparatoria de Jalisco, como cúspide de su política educativa y social.

 

leer más...